Luis Novaresio reveló los detalles de su casamiento con Braulio Bauab

84

Si bien el 2020 y la pandemia demoró un poco el paso, la unión definitiva entre Luis Novaresio y Braulio Bauab ya es un hecho hace meses. El periodista empresario inmobiliario se comprometieron en plena cuarentena con una celebración privada por lo que el conductor de Animales sueltos ya reveló en qué lugar darán el sí para sellar su amor.

En diálogo con Catalina Dlugi en Agarrate Catalina por La Once Diez (Radio de la Ciudad), el rosarino aportó detalles de su inminente unión con el empresario. “Tenemos pensado una rabina, que es Silvina Chemen“, aseguró acerca de la celebración que harán a partir de tradición judía, de la cual viene Bauab y toda su familia.

Respecto a Chemen, el conductor de A24  reveló: “Yo la conocí por Infobae a Silvina, que es una rabina fenomenal. Me atrapa que sea una mujer rabina”. En lo que al casamiento respecta, Novaresio aseguró: “Es graciosísimo porque Braulio y yo estamos originalmente en contra del matrimonio, nos parece una institución caduca, pasada de moda”, aunque sumó: “Pero bueno, personalmente decidí casarme porque encontré a la persona ideal y el casamiento es un acto social de festejo que uno comparte”.

Al ser consultado sobre el motivo de realizar el casamiento bajo los cánones de la tradición judía, Luis confesó: “¿Por qué el rito judío? si bien Braulio no es practicante es muy respetuoso de su familia y es muy respetuoso de la tradición judía” y en ese sentido añadió entusiasmado: “Y decime si hay una fiesta más divertida que una fiesta judía!”.

Asimismo, Novaresio habló de su relación con Vera, la hija que tuvo Braulio con su amiga Virginia bajo la modalidad de coparentalidad: “Virginia es una madre fenomenal y ellos habilitaron a que yo me incorpore a la vida de Vera. Empezamos diciendo ‘padrastro’ y hace cuatro días en el jardín le preguntaron por su familia y dijo ‘mi papá, mi mamá y mi Luis’. Tío no soy, claramente. Padre tampoco soy. Yo soy su Luis”.

Por su parte, el periodista se refirió a cómo tomó su fallecida madre su homosexualidad. “Antes de Braulio, tuve una larga pareja en Rosario y mi vieja tenía un trato cotidiano normal, y no de alguien que es un amigo. Yo durante mucho tiempo era muy de juzgar y siempre digo que uno hace lo que puede. Yo sentí muchas veces, en silencio, que mi vieja estaba conmigo. Y en sus gestos implícitos, en sus gestos de cómo me trataba, y cómo trato a quienes estuvieron cerca mío, me acompañó siempre”.

No obstante, Novaresio afirmó que de chico sufrió discriminación: “Lo he sentido como un padecimiento durante mucho tiempo. La cosa de ‘marica’ o la cosa de ‘el puto’ sí, lo he sufrido. Yo fui muy retraído durante muchísimo tiempo. Lo padecí como creo que lo padecen los gordos, los negros y los trans. Es muy feo de pibe sufrir eso”

Por último, al ser consultado sobre si le gustaría tener hijos, respondió: “Yo dije que nunca iba a estar hablando en un medio de mi homosexualidad, y acá estoy. Dije que nunca en mi vida me iba a casar, y acá estoy. Entonces, cada vez que digo sí o no, la vida me contradice”, y dejó una puerta abierta a la posibilidad de convertirse en papá.

Cómo se conocieron Luis Novaresio y Braulio Bauab

Si nos remontamos hacia fines del 2019 llegamos al origen del amor entre el periodista y el empresario que nació y se cultivó al punto de que ya estar comprometidos y planificando su casamiento. Cabe recordar que fue en septiembre del 2019 cuando el conductor de América hizo referencia por primera vez a su pareja, en el marco de la ceremonia de los Martín Fierro cuando fue galardonado en la categoría a la labor en conducción masculina en cable. “Para vos, te amo”, lanzó el mediático rosarino por entonces sin tapujos.

Luego de superar las vallas impuestas por los prejuicios, tal como comentó en una emisión de Podemos Hablar (Telefe), hoy Luis Novaresio disfruta junto a su pareja de una familia ensamblada con la hija de Braulio y la madre de la pequeña con quien legalmente mantiene un vínculo de coparentalidad, por el cual ambos tuvieron a la niña y comparten la crianza de la misma, pese a no estar juntos y ser grandes amigos. Este tipo de práctica suele realizarse como uno de los métodos para ser padre o madre y es el caso del martillero.

Deja tu comentario

Los comentarios están cerrados.