Benedicto XVI volvió al Vaticano tras su viaje a Alemania para visitar a su hermano enfermo

55

El papa emérito Benedicto XVI regresó este lunes al Vaticano, donde vive desde su renuncia al pontificado en 2013, luego de un viaje de cuatro días a su Alemania natal para visitar a su hermano, de 96 años, quien se encuentra enfermo en graves condiciones.

Joseph Ratzinger, de 93 años, volvió tras el viaje que había iniciado el jueves para visitar a su hermano Georg en a ciudad alemana de Regensburg (Ratisbona), en su primera salida de Italia desde septiembre de 2012.

El pontífice emérito regresó en un vuelo privado y fue escoltado por una caravana de autos de la embajada alemana en Italia hasta su ingreso al Vaticano por el denominado ingreso del Perugino, minutos después de las 11 locales (6 de Argentina).

Durante su breve estadía en Alemania, el papa emérito también visitó el cementerio de Ziegetsdorg, donde rezó frente a la tumba de sus padres, María Rieger y Jospeh Ratzinger senior, y de su hermana mayor, María Theogona, fallecida en 1991.

En silla de ruedas, y con sus condiciones de salud también visiblemente desmejoradas, Ratzinger también visitó su antigua casa, en la que vivió durante su etapa de profesor de la universidad, y donde se encuentra el centro de documentación del Instituto Benedicto XVI.

Los dos hermanos Ratzinger, de una relación muy estrecha, fueron ordenados sacerdotes el mismo día, 29 de junio de 1951 en la Catedral de Freising.

En abril pasado, el papa emérito cumplió 93 años en medio de una cuarentena que lo mantuvo aislado en el monasterio en el que vive dentro de los jardines vaticanos y desde donde había manifestado su “preocupación” por la pandemia de coronavirus.

Joseph Ratzinger, nacido en la ciudad bávara de Marktl en 1927, había sido elegido el pontífice número 265 de la Iglesia en 2005, y renunció el 28 de febrero de 2013, dando lugar al cónclave que eligió a Jorge Bergoglio como el primer papa latinoamericano, el 13 de marzo de ese año.

El último viaje de Ratzinger fuera de Italia había sido la gira hecha al Líbano, aún como Papa, del 14 al 16 de septiembre de 2012.

Recluido desde que renunció en el monasterio Mater Ecclesiae, en los jardines vaticanos, Ratzinger se mantiene acompañado por su secretario personal, Georg Gaenswein, quien fue parte de la reducida comitiva que lo acompañó a Alemania.

Con su salud definida como “una vela que está por apagarse” desde hace años, Ratzinger no salía del Vaticano desde julio de 2019, cuando, tras cuatro años recluido, recorrió la zona de los denominados “Castelli romani”, en las afueras de Roma.

 

Deja tu comentario

Los comentarios están cerrados.