Con foco en el transporte, se reúnen en Goya intendentes de la microrregión Santa Lucía

119

Los jefes municipales de 8 de departamentos de la zona participan hoy del XXIX Encuentro de la Microrregión Santa Lucía. Se trata de los intendentes de Carolina, Lavalle, Gobernador Martínez, Yataytí Calle, Santa Lucía, Cruz de los Milagros, Goya y se suma ahora el nuevo municipio de Cecilio Echeverría.
El encuentro, que en principio esperaba contar con la participación del gobernador Gustavo Valdés –que, por cuestiones de agenda, no podrá concurrir–, está dividido en dos paneles temáticos, donde cada intendente expondrá su experiencia y propuestas.

Van a poder expresar iniciativas y experiencias desde un enfoque local, para luego poder articular regionalmente como territorio”, explicó Guillermo Quintana, gerente de la Agencia Regional para el Desarrollo Productivo de la microrregión.
El primer panel se enfoca en el “Análisis situacional de covid-19” y contará con el testimonio de los directores de los hospitales de Goya y Santa Lucía. El segundo punto en el temario será el abordaje de “Programas, proyectos e iniciativas de carácter socioproductivo local y regional”.
Además, durante la jornada se incorporará formalmente al municipio de Cecilio Echeverría dentro de la microrregión.
Así planteada la dinámica, se espera que el foco del encuentro se centre en el “dilema en que se encuentran las comunas para abordar protocolos sanitarios con el transporte que traslada la mercadería de los galpones de empaque hasta los grandes centros de distribución y comercialización, en Buenos Aires y otras provincias del país”, anticipó Quintana.

Carga, descarga y cuarentena obligatoria

“Toda la zona tiene un grave problema. La producción hortícola es la principal fuente de ingreso de las familias de la región. Y su comercialización es muy importante. Pero por otra parte somos municipios que no hemos tenido contagios, y con el tránsito permanente de camiones nos sentimos expuestos a ese riesgo”, describió al ser consultado por este medio el intendente de Santa Lucía, José Tata Sanánez.
En esa localidad, se radican dentro del ejido urbano 71 galpones de empaque, que implican el ingreso cotidiano de cientos de camiones a la ciudad. “Estamos en manos de Dios, a pesar de los protocolos que fuimos implementando”, expresó el intendente.

En los últimos 14 días, estiman que ingresaron a la ciudad unos 250 camiones. Y aunque la comuna habilitó un centro de transferencia de carga y descarga por fuera de la ciudad, la necesidad operativa hizo que se fuera flexibilizando la operatoria.
“Pueden ingresar desde las 20 hasta las 5 de la mañana, con un protocolo estricto, donde el chofer si puede debe evitar bajar del camión. Y si lo hace, no debe tener contacto con quienes están embalando, ni los cargadores. Puede utilizar los sanitarios, y todo debe ser desinfectado tras cada operación”, explicó el intendente.
No obstante, la preocupación principal se centra en unos 42 choferes que son oriundos del pueblo, y que “cuando vuelven, deben permanecer en aislamiento con sus familias. Y también las familias deben respetar después este aislamiento, algo que no siempre está sucediendo”, sostuvo.

Así, el riesgo de la existencia de potenciales contagios de pacientes asintomáticos, que puedan generar un efecto derrame en toda la región, preocupa a los intendentes de toda la zona. “Todas las opciones son difíciles, porque es la fuente de trabajo local”, reflexionó Sanánez, en tanto anticipó que evalúan implementar medidas aún más estrictas. “Se propondrá a los choferes que quieran seguir trabajando, que cumplan un aislamiento separados de sus casas, en un complejo municipal que estamos acondicionando. De otro modo, serían sus familias las que deberían permanecer aisladas prácticamente hasta fin de año. O bien, se verían en la situación de no poder conservar ese trabajo”, explicó.
“La única manera es concientizarlos del peligro que supone para todas las comunidades cercanas que no cumplan con el aislamiento. Porque en esta zona, todos los municipios tenemos tránsito y contacto, estamos muy cerca, entre 8 y 25 kilómetros de distancia entre cada uno”, detalló.

Turismo interno y bicisenda

Entre otros proyectos que evaluarán los intendentes, se cuenta también la idea de fomentar un protocolo que permita el turismo microrregional. Se trataría de implementar días específicos para que los ciudadanos de una y otra comuna puedan visitar localidades cercanas con actividades de esparcimiento familiar al aire libre, y cumpliendo distanciamiento social.
De ese modo, se buscaría contrarrestar en parte las grandes pérdidas que supone para toda la zona la suspensión de la Fiesta del Surubí, que “genera un ingreso de unos 60  millones de pesos cada año, que se derraman desde Goya hacia las demás localidades con la contratación de guías de pesca, gastronomía, alojamiento, venta de productos de pesca y deportivos y otros servicios”, recordó el gerente de la Agenpro.

Por último, la mesa de intendentes tenía previsto presentar al gobernador Valdés un proyecto ejecutivo terminado para construir en la zona una bici senda de triple vía, similar a la existente entre Corrientes y Riachuelo, para facilitar el traslado en ciclomotores y bicicletas con una calzada ampliada entre las comunas cercanas entre sí.
“La propuesta está terminada, quedará enviarla”, explicó Quintana.

Deja tu comentario

Los comentarios están cerrados.