Sesión virtual: el Senado nacional avaló los DNU emitidos por la pandemia

109

Foto: Senado de la Nación
El Senado nacional cumplió este miércoles su primera sesión virtual en la historia parlamentaria argentina, con un debate marcado por la situación económica en el que aprobó una veintena de decretos de necesidad y urgencia dictados por el Gobierno para mitigar los efectos de la pandemia de coronavirus.
El debate se extendió durante cinco horas y media, y estuvo centrado en las discrepancias entre oficialismo y oposición sobre el estado de la economía, el rol del Congreso y algunas de las medidas oficiales, como la prohibición del ingreso de argentinos desde el exterior o las normas antidespidos.

Con solo dos breves interrupciones técnicas –una de ellas de poco más de 15 minutos–, la primera sesión de carácter remota en la historia del Congreso se desarrolló sin mayores inconvenientes con las exposiciones de 26 oradores de las dos principales fuerzas políticas, el Frente de Todos y Cambiemos.
La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner abrió la primera sesión virtual del Senado a las 14.20, con la lectura de la orden del día y la entonación del himno nacional, y dedicó en el final un agradecimiento especial “al esfuerzo” de todos los que contribuyeron a organizar con éxito el debate.
En el recinto estuvieron junto a Cristina Kirchner la presidenta provisional del Senado, Claudia Ledesma, y los senadores que ocupan las tres vicepresidencias, Martín Lousteau, Maurice Closs y Laura Rodríguez Machado.
El resto de los senadores se conectó de manera remota desde Legislaturas, Concejos Deliberantes o domicilios particulares de sus provincias.

El primer paso fue votar el protocolo que establece la nueva modalidad de sesiones en forma remota por un plazo de 60 días, prorrogables si se extiende el aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el gobierno nacional para paliar los efectos del coronavirus.
La primera votación se realizó en forma electrónica aunque seis legisladores debieron votar a viva voz por problemas en las conexiones.
En el sistema electrónico implementado, los senadores debieron votar por sí o por no, mientras que para las abstenciones se podía optar previamente.
Media hora antes de la sesión, los senadores se habían sometido a las pruebas de validación de identidad, con la ayuda de los técnicos del Registro Nacional de las Personas.

En los discursos finales, el jefe de los senadores del Frente de Todos, José Mayans, cuestionó a “los oportunistas políticos” que “apuntan a separar” al equipo de gobierno que conforman el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta.
Mayans también criticó a la oposición por las denuncias sobre la parálisis del Congreso en medio de la pandemia de coronavirus y los acusó de “rasgarse ahora las vestiduras pero no decir nada durante 2015, cuando la gestión del macrismo impedía su funcionamiento”.
El jefe del bloque de senadores de Juntos por el Cambio, Luis Naidenoff, valoró que “el Congreso se haya puesto de pie” y que “haya recuperado su rol” y consideró que la sesión fue “exitosa”.
Naidenoff valoró también “la madurez y responsabilidad política” ejercida por la oposición para acompañar al Gobierno durante la crisis sanitaria y pidió “dejar de lado viejas rencillas partidarias” para trabajar en conjunto ante la pandemia.
Si bien en un principio se había acordado que la totalidad de los senadores seguiría la sesión en forma remota para respetar las normas de distanciamiento social, en las últimas horas se decidió que los legisladores que cumplen funciones como autoridades de la Cámara también podían participar del debate en el recinto, con lo cual la sesión terminó siendo mixta.
Algunos de los discursos más duros fueron los de las senadores del oficialismo Anabel Fernández Sagasti y María de los Ángeles Sacnun, que defendieron las medidas adoptadas por el Gobierno y acusaron al macrismo de haber dejado una “economía diezmada”, que agrava ahora la crisis generada por la pandemia.

Desde la oposición, Lousteau y Silvia Elías de Pérez respondieron las críticas, pidieron “responsabilidad” para afrontar la epidemia y “mayor participación” en las decisiones del Gobierno para mitigar los efectos del coronavirus en el país.

Diputados

La Cámara de Diputados de la Nación aprobó anoche por unanimidad (252 votos a favor y ninguno en contra), en la primera sesión virtual de su historia, el proyecto para la exención del pago del impuesto a las ganancias para el personal de Salud, de Seguridad y otras actividades esenciales.
El debate continuaba con el debate sobre la creación de un programa de protección sanitaria para los trabajadores de la salud.

Télam

Deja tu comentario

Los comentarios están cerrados.