El FMI está alarmado por la profundidad de la crisis del coronavirus: “Es la hora más oscura de la humanidad”

102

El Fondo Monetario Internacional está alarmado por la profundidad de la crisis económica internacional desatada a partir de las medidas para controlar la pandemia mundial de coronavirus.

La directora del Fondo, Kristalina Geogieva, alarmada por la velocidad y profundidad de la crisis.

“Nunca en la historia del Fondo Monetario hemos visto que la economía mundial se haya parado así”, dijo la directora del organismo, la búlgara Kristalina Georgieva, en una rueda de prensa conjunta con la Organización Mundial de la Salud.

La situación, agregó la funcionaria, “es mucho peor que la crisis financiera global de 2008/2009”. Más aún, Georgieva definió el momento como “la hora más oscura de la humanidad, una gran amenaza al mundo entero, y requiere que estemos unidos y protejamos a los más vulnerables”.

Georgieva dijo que el Fondo pidió a los Bancos Centrales de los países desarrollados que apoyen a los países y mercados emergentes que enfrentan “necesidades crecientes y muy significativas”. El temor, compartido por varios gobiernos y organismos, es que la abrupta salida de capitales de los mercados emergentes provoque en estos una situación de iliquidez y colapso económico que los gobiernos no tendrán cómo afrontar.

El Fondo, señaló, tiene una capacidad prestable de 1 billón (un millón de millones) de dólares “y estamos decididos a usar tanto como sea necesario”.

Georgieva señaló que más de 90 países han ya pedido la asistencia del Fondo ante la crisis del coronavirus.“. El financiamiento, dijo, debe ser usado fundamentalmente para el sector salud.

En la misma reunión, el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus dijo que el organismo es consciente del costo económico de las cuarentenas pero advirtió que los países que las levanten prematuramente se arriesgan a que impacto económico de la pandemia sea aún más grave y prolongado.

En su discurso inicial, Georgieva dijo que el planteo entre la salud y “salvar vidas”, de un lado, o, del otro, preservar las actividades económicas, es “un falso dilema” y que por eso estaba junto al titular de la OMS que, dijo, estar para proteger la salud de la gente, así como el Fondo tiene como misión proteger la salud de la economía global. Por eso, apeló a los hacedores de política de todo el mundo a pensar no sólo como proteger la salud de sus poblaciones, sino también la economía. “Necesitamos hacer las dos cosas”, señaló.

Ahora, prosiguió, la prioridad en el uso de los recursos debe ser sostener la actividad de los profesionales y auxiliares de la salud, la compra de equipamiento e insumos médicos. Fondo a los países y la protección de “los más vulnerables”. Pero al mismo tiempo, completó, los gobiernos deben pensar en cómo reducir el desempleo, minimizar las quiebras y de ese modo hacer posible la futura recuperación. Son medidas complementarias y no sustitutivas, dijo, de las sanitarias.

Fue allí que enfatizó la preocupación por las economías emergentes y los países en desarrollo, que consideró “particularmente vulnerables”, que tiene sistemas de salud frágiles y economías fuerte golpeadas por la crisis. Al respecto, precisó que 85 países ya pidieron ayuda al Fondo y que para satisfacer esos pedidos “estamos desplegando nuestra capacidad total de financiamiento de un billón de dólares” y duplicando el techo de los recursos de “rapido desembolso” de 50.000 a 100.000 millones de dólares.

Deja tu comentario

Los comentarios están cerrados.