El ministro ​Guzmán anunció el congelamiento de tarifas y un impuesto a la compra de dólares para ahorro

165

El ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, presentó este martes los aspectos centrales del proyecto de ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva, enviado al Congreso y que implica medidas en jubilaciones, impuestos, retenciones y tarifas, entre otros temas.
El funcionario anunció que subirán los topes a las retenciones a las exportaciones de soja hasta el 33% y, en el caso del trigo y el maíz, hasta el 15%, al tiempo que anunció un congelamiento de tarifas por 180 días.

“Es el primer paso para resolver la crisis económica y social que atraviesa la Argentina. Entendemos lo muy dura que es la situación actual: el crecimiento de la pobreza, la indigencia y del hambre”, dijo Guzmán en una conferencia de prensa en el Palacio de Hacienda.
“Son un conjunto de medidas que buscan mantener ciertos equilibrios. Proteger a los sectores que están en vulnerabilidad y sostener la macroeconomía”, añadió.
El ministro anunció que el Gobierno nacional se tomará 180 días para reemplazar la fórmula actual sobre las jubilaciones que “estaba pensada para una economía que iba a despegar”. Mientras tanto, para “proteger” a los jubilados, se otorgará un bono adicional de 5.000 pesos en diciembre y enero para quienes reciben un solo ingreso en el hogar.
La iniciativa también apunta a una reforma tributaria: “Si no hacemos nada, los problemas fiscales se van a agravar”, indicó Guzmán y anticipó que se volverán a las alícuotas de 2015 de Bienes Personales y se gravará la tenencia de activos financieros de argentinos en el exterior, con un sistema para incentivar para que esos capitales vuelvan.

El ministro también se refirió a la necesidad de “recuperar la moneda” y por eso confirmó que, tal como lo había anticipado el secretario de Finanzas, Diego Bastourre, las inversiones en pesos dejarán de pagar el impuesto a la renta financiera, sobre todo en el caso de los plazos fijos.
“También necesitamos desalentar el ahorro en dólares”, dijo, y señaló que por ese motivo se establecerá un impuesto del 30% a la compra de divisas. “El 70% de esa recaudación va a destinarse a financiar la seguridad social y el otro 30%, a obras de infraestructura y vivienda, que son necesarias para una argentina solidaria”, explicó.
Por otro lado, anticipó que se iniciará un diálogo con el sector agropecuario para “modificar el sistema de retenciones”, sobre todo en lo que respecta a los topes. “En particular, el tope para las retenciones a la soja, aumentando tres puntos porcentuales, pasando de 30% a 33% y con el trigo y maíz lo mismo: del 12% al 15%”, ejemplificó.

Adelantó un “reintegro del IVA a los sectores más vulnerables”. “También estamos dando lugar a un plan de regularización de deuda para pymes y entidades civiles sin fines de lucro. Esto parte del principio de que es imposible de que una empresa en situación de gran deuda se pueda recuperar”, sostuvo.
Guzmán también se refirió al “esquema tarifario” y dijo que en el “plazo máximo de 180 días” se cambiará por otro, “con un balance adecuado entre protección social, condiciones adecuadas para la producción y condiciones que fomenten la inversión en energías”.
Si bien se incorpora un 30% de impuesto a la compra de divisas, el ministro aclaró que no se eliminará el cepo vigente. “No hay cambios. Iremos dando pasos en función de cómo va evolucionando la economía. Para que se levante el cepo, la economía argentina tiene que tranquilizarse”, sostuvo.

“Necesitamos tener muy equilibrada la cuestión de que si aumenta el gasto, tiene que también mantenerse la consistencia fiscal”, añadió. “Protegemos las poquísimas divisas que tenemos y que se generaron. La cantidad de divisas que produce la Argentina ha caído en relación a la deuda que tiene”, apuntó.

Congelamiento por 180 días.

El proyecto de ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva congela las tarifas de electricidad y gas para todo el país hasta junio de 2020, interviene los Entes reguladores y ordena la devolución de la jurisdicción de las empresas Edesur y Edenor al ámbito de la Nación, y ya no dependerán a la Ciudad y Provincia de Buenos Aires.
Las modificaciones están contempladas en el Título III, bautizado Sistema Energético. El artículo 5 del proyecto establece el mantenimiento por 180 días de las “tarifas de electricidad y gas natural bajo jurisdicción federal” actuales y faculta al Gobierno nacional a “iniciar un proceso de renegociación de la Revisión Tarifaria Integral vigente o iniciar una revisión de carácter extraordinario” para fijar los nuevos valores de los servicios públicos.
La renegociación de los contratos con las eléctricas y gasíferas buscará “propender a una reducción de la carga tarifaria real sobre los hogares y las empresas para el año 2020”.
El mandatario dijo ayer que los aumentos de tarifas diferidos por Mauricio Macri están suspendidos por que el expresidente los postergó para después de las elecciones. “Se fue sin aplicar esos aumentos y nosotros no los vamos a aplicar”, subrayó.
Fernández aclaró que la revisión de los contratos servirá para analizar “el sentido” de las tarifas. “A nuestro juicio deben servir al modelo productivo. Este sistema le sirve a los que producen energía pero no a los otros, no al resto de la Argentina. No tengo interés en discutir lo que han ganado las empresas, ahora necesito que ayuden”, explicó.

 

Con información de Ámbito Financiero, Télam y La Nación

Deja tu comentario

Los comentarios están cerrados.