Sigue la ronda de testimoniales por la muerte de Octavio Ortmann

106

En sede judicial, expuso una vecina del 3er. piso del edificio donde ocurrió el trágico hecho. Esperan el informe toxicológico.

Una intensa actividad se sigue desplegando en el Juzgado de Instrucción Nº 3, que investiga la causa de la caída de Octavio Ortmann (16), desde el balcón del 4º piso de un departamento. A la ronda de testimoniales, que se inició el lunes, con los chicos que estuvieron con la víctima, se sumó ayer la exposición de una vecina que reside en el 3er. piso. Por otra parte, se espera el informe de los peritos sobre los celulares analizados y del examen toxicológico al cuerpo del joven fallecido.

Avances importantes

Guillermo Escalante, abogado querellante, sostuvo que “se trabaja con la Fiscalía de Instrucción Nº 5 y se lograron avances importantes para tratar de esclarecer qué ocurrió esa mañana en que el chico cayó del balcón y murió”.
En declaraciones a radio Sudamericana, dijo que “los peritos analizaron los celulares de los chicos que estuvieron con Octavio en el departamento y se esperará el resultado de esa tarea”.
Indicó que “a los testimonios de los amigos de la víctima se sumó el de una vecina que vive en el tercer piso. Se recibirán todas las declaraciones posibles. También se agregarán al expediente las imágenes de las cámaras de seguridad tanto de edificio como de las que se encuentran en las adyacencias. Todo material que se pueda sumar a la investigación y que ayude a esclarecer el caso será muy importante”.

Esperan informes

Josefina González Cabañas, jueza de Instrucción Nº 3, dijo que están a la espera de un peritaje  importante. Son las conclusiones de los peritos que trabajaron sobre la dinámica de la caída, que podría ayudar a determinar cómo cayó Octavio. Se podría establecer si se arrojó o, por ejemplo, por alguna razón, intentó bajar al tercer piso colgándose del balcón.
La jueza comentó que “cuando tres amigos de Octavio regresan al edificio lo encuentran en el suelo e intentaron auxiliarlo a su manera”.
Acotó que “uno de ellos lo sostuvo primero de costado, luego se fueron turnando con los otros, mientras esperaron a la ambulancia, que tardó unos 45 minutos, auxiliándolo para que pudiera respirar y no se ahogara con la sangre que le salía de la boca”.
Añadió que “en el video se observa que uno de los chicos desesperadamente intentaba prender el teléfono celular de Octavio para avisar a su familia mientras se persignó, mirando al cielo como rezando”.
La jueza enfatizó que “esa imagen de tres chicos tratando de ayudar a su amigo agonizante es muy descriptiva de lo que es una situación límite y de lo que es la amistad entre los adolescentes”.
Al referirse a la autopsia expuso que, “según el informe preliminar del examen del cadáver, el golpe que tiene Octavio es en la zona de la cabeza, del lado que cayó. Y, en la mano izquierda, tiene una lesión como los que se producen cuando uno se raspa fuerte y se levanta un pedazo de piel. Esas son las únicas heridas externas que tiene. Las demás, las más graves, fueron internas”.

Información y redes sociales

“Desde que soy jueza, es la primera vez que me toca un caso en el que hay tanta desinformación por parte de las redes y tanta necesidad de información por parte de los medios”, comentó González Cabañas en declaraciones al programa Equipo de noticias, de LT7 Radio Corrientes.
En ese sentido señaló que “por eso accedimos a todas las entrevistas que nos solicitaron, para dar información objetiva. La foto que circula en las redes sociales en la que se ve a uno de los amigos agarrando el cuerpo de Octavio, mientras es observado por un policía, está más blanca, como pixelada. En la foto original, que tengo entendido se tomó desde el 5º piso, se ve que tiene una pulsera de goma que ahora está de moda entre los adolescentes. Quizás la retocaron para hacerla circular por redes, aunque no sé con qué intención”.
Remarcó que “el chico no estaba manipulando el cuerpo, estaba auxiliando a su amigo en su agonía”.
El trágico hecho ocurrió el domingo 3 de noviembre, alrededor de las 6, en el edificio Breñales, situado en Moreno 1767, de la capital correntina. La caída fue desde el 4º piso.

Deja tu comentario

Los comentarios están cerrados.