Equipos de campaña de todos los candidatos confirmaron los debates

72

Hoy hubo una nueva reunión en la Cámara Nacional Electoral y los representantes de las alianzas avanzaron sobre la organización.
09/17/2019

ras las especulaciones sobre la posible suspensión de los dos debates presidenciales obligatorios antes de las elecciones generales de octubre, hoy se realizó un nuevo encuentro de los equipos de campaña de los seis candidatos que participarán de esta instancia de discusión prevista por ley. Las fechas ya fijadas son el domingo 13 de octubre en la Universidad del Litoral (UNL) en la ciudad de Santa Fe y el domingo 20, en la Facultad de Derecho de la UBA en la ciudad de Buenos Aires.

Si bien el primer rumor de una posible suspensión había surgido del propio oficialismo, ante la fragilidad de la situación económica después de la contundente derrota en las PASO, hoy Mauricio Macri envió al encuentro en la Cámara Nacional Electoral a su vocero Iván Pavlovsky y a su secretario de Medios, Jorge Grecco.

La presencia de ambos funcionarios –que se sumaron a la habitual participación de Santiago Alberdi, apoderado de Juntos por el Cambio– fue leída como una ratificación de su voluntad para debatir. “Macri es el único que tiene cinco debates encima: tres como candidato a jefe de Gobierno porteño y dos como candidato a presidente en 2015”, destacaron en su entorno. Además del Presidente, el otro que tiene una experiencia previa por haber sido candidato, a su vez, en la última campaña es Nicolás del Caño, del Frente de Izquierda de los Trabajadores (FIT).

El fin de semana, fue el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, quien planteó que la realización de los debates “podía ser un problema porque el Presidente va a tener que debatir con tres personas que hacen hincapié en la crisis económica”, y eso podría impactar negativamente en los mercados.

Sin embargo, por el equipo del principal candidato opositor hubo también asistencia completa en la reunión. Además del apoderado partidario, Jorge Landau, estuvieron Julieta Waisgold y Abelardo Vitale, del equipo de comunicación de Fernández, y se sumó Juan Courel. Experto en comunicación política, ya trabajó antes con Felipe Solá y Daniel Scioli y es el autor intelectual de los spots de Fernández.

Pese al ruido mediático que tuvieron esas declaraciones del candidato del Frente de Todos, según pudo reconstruir Infobae, el tema de la posible cancelación de los debates ni siquiera sobrevoló la reunión de los equipos. Por el contrario, los participantes avanzaron en definir varios aspectos vinculados a la organización y dinámica de los debates.

Esto no implica que todos estén convencidos de la “utilidad” de los debates. “Acá en Argentina, los principales candidatos hablan desde las 6 de la mañana. Hay una sobresaturación de declaraciones”, advirtió un integrante de la reunión en diálogo con Infobae.

Sin embargo, a ninguno se le escapa que la única forma de derogarlos es a través de otra ley del Congreso, ya que no pueden anularse por un decreto presidencial al ser materia electoral.

Estuvieron los representantes de los seis candidatos confirmados: además de Macri y Fernández, Roberto Lavagna (Consenso Federal); Del Caño (FIT); José Luis Espert (Unite por la Libertad y la Dignidad); y Juan José Gómez Centurión (Frente NOS).

Lo que ya se acordó

Se definió finalmente que cada debate tendrá dos bloques de dos grandes temas cada uno. Los temas del primer debate, en principio, son: economía y finanzas; educación y salud; derechos humanos, género y diversidad; y relaciones internacionales. Los del segundo: empleo y producción, desarrollo social, federalismo y seguridad. El orden de los temas se definirá por sorteo. Se descartó la propuesta del equipo de Lavagna de incorporar un quinto tema.

Al finalizar cada bloque temático, habrá 30″ y 30″ para una suerte de “intercambio” acotado, en el que los candidatos podrán dirigirse a otro, hacer una referencia a un contrincante, o si así lo desean, responder o rebatir lo que dijo alguno de los participantes.

Pero no habrá –como quería la Izquierda– una instancia de pregunta de un candidato a otro, con la obligación de que éste responda. Como sobre este punto no hubo unanimidad, por el planteo del FIT, deberá resolverlo la Cámara Electoral.

Al inicio del primer debate de Santa Fe, cada candidato tendrá 45 segundos de presentación, libres. Hubo acuerdo en que ningún candidato pueda usar ese tiempo para interpelar a otro.

Y al cierre del segundo encuentro en Buenos Aires, los aspirantes a la Casa Rosada tendrán otro minuto de cierre, también libre, en el que podrán decir lo que quieran, sin una pregunta disparadora.

El orden de intervención será sorteado para definir quién comienza el debate y quién lo cierra. Se garantizará que todos tengan seis intervenciones y que sean el primero y el último en, al menos, un bloque. Falta definir si lo sabrán el día anterior o una semana antes. Asimismo, se sortearán los lugares en el escenario.

Más moderadores

Si bien incialmente se había acordado que hubiera dos parejas de moderadores, una para cada debate, y que fueran mixtas –un hombre y una mujer–, en la reunión de hoy, a pedido del FIT, se planteó ampliar el número.

Al respecto, la producción a cargo de la realización de los debates que trabaja junto con el Consejo Asesor designado por la Cámara sugirió que en ese caso –por haber tres bloques– deberían ser tres parejas para cada debate –doce moderadores en total, en lugar de cuatro–, lo que quedó por definirse.

Sí hubo consenso en incorporar a periodistas del interior en la selección de los moderadores.

Sobre lo que no hubo aún acuerdo es sobre el criterio de selección: mientras que la producción de los debates quiere que sea un/a periodista que trabaje en un noticiero –por su conocimiento de la agenda y experiencia televisiva–, los equipos de los candidatos plantearon dudas por la “imparcialidad” requerida.

Los nombres aún no se definieron y la idea es tenerlos elegidos para la semana próxima. Lo cierto es que, por la dinámica establecida hasta ahora, los moderadores tendrán una intervención muy acotada, limitada a dar la palabra y marcar los tiempos.

Ayudamemoria sí o no

Tampoco hubo acuerdo todavía sobre la posibilidad de contar con apuntes en el atril. El Consejo Asesor aclaró que no se permitirá “ayuda externa” a través de aparatos electrónicos, ya sea celular, tablet o computadora.

Resta definir si podrán contar con algún tipo de notas en papel que funcionen como ayudamemoria. Solo hubo acuerdo en que no se permitirá “soporte visual” tipo fotos o gráficos para apoyar la exposición. Solo podrá ser documental, en el caso de que se apruebe tener apuntes en el atril. Por lo pronto, solo está asegurado que tendrán una hoja en blanco y una lapicera. Los representantes del Frente de Todos se inclinaron por que los candidatos “no tengan nada” como ayuda en sus exposiciones.

Ambos debates serán transmitidos en directo por la Televisión Pública, con señal abierta para que puedan ser tomados por el resto de los canales del país. El horario acordado para su comienzo será las 21 horas y está previsto que duren dos horas y cuarto, sin publicidad.

Deja tu comentario

Los comentarios están cerrados.