La calificadora Standard & Poor´s anunció, por su parte, una reducción en la calificación de largo plazo de Argentina de “B” a “-B”. La empresa informó que “la pronunciada turbulencia del mercado financiero, con una depreciación significativa del peso argentino y un repunte en las tasas de interés, tras las elecciones primarias del domingo pasado en Argentina, ha debilitado significativamente el ya vulnerable perfil financiero del soberano”.