“Si llorás muy fuerte te pego de vuelta”: procesaron a Pity Álvarez por secuestrar y golpear a dos mujeres en su departamento

157

Tras cumplir sus 47 años en una celda del programa psiquiátrico Prisma del penal de Ezeiza, y mientras espera ir a juicio por matar a tiros a un hombre en julio de 2018 frente a su edificio en el barrio Samoré de Villa Lugano, Cristian “Pity” Álvarez, ex líder de Viejas Locas, suma un nuevo problema judicial que lo complica gravemente.

Noticia Relacionada:

VIDEO: Así confesó “Pity” Álvarez el crimen delante de las cámaras de televisión.

El juez Martín Yadarola, titular del Juzgado N°4, el mismo que lo envió a la cárcel por el crimen, lo procesó con prisión preventiva por una vieja cuenta pendiente: privar de su libertad, golpear y amenazar tras un show a dos mujeres -una de ellas una histórica colaboradora- en su departamento en Samoré en la madrugada del 6 de noviembre de 2016. Sus víctimas lo denunciaron tres días después en la Oficina de Violencia Doméstica de  la Corte.

Noticia Relacionada:

El abogado que entregó a Pity Álvarez ya no lo defiende: “No puede ni firmar un escrito”.

Los tres llegaron a la casa de Álvarez a la mañana tras un show en Florencio Varela. El ex Viejas Locas no dejó su llave en la puerta: se la ató al cuello y se fue a dormir. Al despertar, vio que una de ellas hablaba por celular. Le pidió que le entregara el teléfono.Ella se negó. Luego, le pidió a su colaboradora la plata del show de la noche anterior. Tras un corte de luz, “Pity” la tomó del cuello con ambas manos y trató de ahorcarla según los testimonios que constan en la causa. La otra mujer intentó detenerlo. “No te metas porque te mato”, dijo el músico, que comenzó a patearla. “Si llorás muy fuerte te pego de vuelta”, continuó.

La otra mujer se abalanzó sobre él para frenarlo. Álvarez la golpeó de lleno en la cara.

La Policía Federal llegó media hora después al departamento: “Pity” demoró en abrir la puerta. En el medio, Álvarez destruyó el celular de su colaboradora y alcanzó a inyectarse una sustancia desconocida en un dedo. Al salir, con dos policías en la puerta, el músico le dijo a su otra víctima: “Acordate que sé donde vivís, que vivís sola con la nena, y voy a ser tu peor pesadilla”. La trasladaron al hospital Santojanni, con un diagnóstico de múltiples golpes. Álvarez terminó en una celda de la Comisaría N°48.

Noticia Relacionada:

La novia de “Pity” Álvarez reconoció que el músico fue el autor del crimen.

El juez evaluó las pruebas apiladas en contra de “Pity”: la denuncia de su colaboradora, el informe médico que mostró las lesiones que sufrió en el ataque, el relato de los policías que llegaron al lugar. La otra víctima también lo denunció ante la Justicia civil tras su paso por la OVD de la Corte. El Juzgado N°92 le impuso al ex Viejas Locas una restricción perimetral de 500 metros.

La evaluación hecha por el Cuerpo Médico Forense a Álvarez un día después de la agresión determinó que no presentaba “síntomas de alteraciones psicopatológicas que configuren un tipo de trastorno mental psicótico ni de deterioro cognitivo moderado/grave” y que sus facultades mentales se encontraban “conservadas”. Sin embargo, el examen reveló por otra parte “rasgos compatibles con un trastorno de personalidad“, además de su avanzado consumo de drogas. Para el Cuerpo Médico Forense, concluyó el estudio, “Pity” sabía lo que hacía. 

Noticia Relacionada:

Se entregó a la Policía: “Pity” Alvarez reconoció el crimen ante las cámaras de TV.

Al ser indagado, Álvarez  negó todo. Presentó un escrito en donde dijo que nunca le impidió salir del departamento a las dos mujeres porque un kiosquero de la zona, “El Mosca”, le dijo que las dos llegaron para “comprar algo” a su comercio mientras él dormía:“El Mosca” después declaró en la causa y negó todo. Los vecinos de Samoré apoyaron a las mujeres con sus propias declaraciones.

Deja tu comentario

Los comentarios están cerrados.