Por un conflicto gremial, Loma Negra cierra una planta en Benito Juárez.

79

Loma Negra, la principal cementera del país, anunció hoy que inició el proceso de cierre de su planta de Barker, en el partido bonaerense de Benito Juárez, “debido a la imposibilidad de lograr un acuerdo con el gremio local para mantenerla funcionando parcialmente”. Anteayer venció la conciliación obligatoria iniciada el mes pasado.

Producto de una menor demanda y de las inversiones que realizó la empresa en nuevas máquinas, se generó una sobreproducción de molienda y embolsado, que eran las actividades que se realizaban en Barker.

Según indicaron en la compañía, se le propuso a los empleados reducir las jornadas a tres medios turnos, pero finalmente no hubo acuerdo con las delegaciones gremiales.

Desde que comenzó el conflicto, ya se produjeron 100 retiros voluntarios y con el cierre definitivo de la planta quedarán sin trabajo 200 empleados más. A partir de hoy, sin embargo, la planta continuará operando en un sólo turno, con 24 empleados, de los cuales 17 son integrantes de la comisión gremial y, por lo tanto, no pueden ser despedidos sin antes iniciar un proceso que debe pasar por la Justicia. En simultáneo, comenzaran los trámites para el cierre definitivo de la planta, indicaron en Loma Negra.

La empresa mantiene nueve plantas, cinco en Buenos Aires (Olavarría, Lamali, Sierras Bayas, Lomaser y Ramallo) y otras tres repartidas en Catamarca, San Juan y Neuquén.

“Lamentablemente AOMA Barker no aceptó mantener una operación de molienda y embolsado funcionando en tres medios turnos, que hubiese permitido asegurar la fuente de trabajo de 136 familias”, dijeron en la compañía, que también ofreció pagar indemnizaciones de entre un 150% y 180% de lo que establece la ley, además de mantener comodatos gratuitos de viviendas y tierras en la ciudad, según señalaron.

El salario promedio por jornada completa de los trabajadores de Loma Negra es $77.000, el doble que el de Benito Juaréz, de alrededor $34.000, dijeron en la compañía. “La empresa ofrecía mantener medios turnos. De esta manera, el salario hubiera sido en línea al promedio de la localidad, pero trabajando menos horas”, comentaron.

La caída en la obra pública y en la construcción hicieron caer la demanda de cemento. El indicador sintético de la actividad de la construcción (ISAC), que publica el Indec, mostró una caída de 7,5% interanual en abril (último dato disponible).

Deja tu comentario

Los comentarios están cerrados.