Un ex agente inorgánico de la AFI, tras una reunión con Camau, espió a Colombi y Valdés.

109

La confesión fue ante el juez federal de Dolores en una causa donde se investiga una posible red de espionaje ilegal. Colombi había denunciado en tiempos electorales estas maniobras aunque sin señalar nombres.

Un ex agente inorgánico de la hoy Administración Federal de Inteligencia, AFI, confesó ante el juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla, que junto al falso abogado Marcelo D`Alessio espió al ex gobernador Ricardo Colombi y al actual gobernador Gustavo Valdés y que esos informes de inteligencia le fueron entregados al hoy senador nacional Carlos Mauricio Espínola, quien por aquellos días competía por la gobernación de Corrientes.

Cuando se supo que D`Alessió, un estafador y fabulador que logró infiltrarse en las redes de la inteligencia, la política y la justicia para obtener ganancias económicas, estuvo reunido con político correntinos el gran interrogante era de quien se trataba: el secreto fue develado por uno de los cómplices del falso abogado, Hugo Rolando Barreiro, a quien podría considerarse un espía inorgánico de la AFI: lasa reuniones fueron con Carlos Mauricio Espínola, “Camau”.

La confesión de Barreiro fue ante el juez Ramos Padilla que investiga una cadena de espionajes ilegales y de extorsiones detrás de las que aparece D`Alessio, Barreiro y ex miembros de fuerzas de seguridad y esa confesión fue sacada hoy a la luz por el diario Página 12 de la Capital Federal en una nota que firma su periodista Raúl Kollmann.

Barreiro confesó ante el juez de Dolores que la organización de espionaje ilegal de la que participaba, inorgánica de la Agencia Federal de Inteligencia, hizo “trabajos” para el senador del Bloque Justicialista, Carlos “Camau” Espínola.

Esas operaciones de inteligencia, se realizaron contra el ex gobernador de Corrientes, el radical Ricardo Colombi, y contra el actual gobernador, Gustavo Valdés, también de la UCR.

Barreiro participó junto con D’Alessio  de una reunión Camau que “el grupo del falso abogado le vendió teléfonos israelíes al senador” y a ese encuentro “le llevaron las llamadas entrantes y salientes de sus adversarios, Colombi y Valdés”.

Después de esa reunión, el ex espía hoy detenido, aseguró que empezaron a hacer informes de inteligencia sobre los dos dirigentes radicales, vinculando a Colombi con maniobras de narcotráfico desde el puerto de Quequén.

En tiempos de campaña en dos oportunidades Colombi había denuncia en sus discursos que era víctima de tareas de inteligencia, aunque la cuestión nunca llegó a la Justicia, pero la sospecha estuvo puesta siempre en agentes y edificios vinculados de manera inorgánica a la poderosa agencia de inteligencia.

El senador Espínola, quien fue intendente de la Capital, compitió por la gobernación con Colombi y con Valdés y hoy es parte de la Comisión Bicameral de Seguimiento de las Actividades de Inteligencia, comisión donde el próximo jueves a las 11.30 está prevista una sesión para conocer más en profundidad este caso y sus alcances reales a los organismos oficiales.

Tal vez la paradoja de que alguien que supuestamente recurrió a espionaje ilegal está hoy dentro de la comisión encargada de vigilar la legalidad de las operaciones de inteligencia. Al tema se agrega otro hecho: según afirman fuentes parlamentarias, se incorporó a la Comisión un funcionario propuesto por Espínola revela Página 12.

El diario porteño consultó con los allegados al ex intendente y secretario de deprotes de la Nación, quienes aseguran que un periodista conocido le recomendó a D’Alessio como experto en narcotráfico en medio de los casos que se produjeron en Corrientes.

El entorno de Camau, admitió la reunión con D’Alessio, pero aseguró que “no se concretó nada porque aunque se presentaba como delegado de la DEA, le pareció un chanta, el súper agente 86″, no obstante no se refirieron, negando ni confirmando, la existencia de los informes ilegales de sus adversarios políticos.-

Gentileza: Diario La República

Deja tu comentario

Los comentarios están cerrados.