Valdés y Colombi, interna y desencuentros.

141

“Y Ricardo no se acostumbra a estar a la sombra”. La definición metafórica pero tajante, salió de boca de uno de los amigos de la política de Ricardo Colombi, exgobernador de Corrientes y hoy manda más del senado de esa provincia. La “inquietud” del exmandatario por su alejamiento del poder tiene su contrapunto en el actual gobernador, Gustavo Valdés, con quien Colombi sostiene una fuerte pulseada desde hace un año, cuando el joven delfín radical dejó en claro que no se limitaría a ser un mero “delegado” en el poder provincial del temperamental y todavía muy poderoso- caudillo radical.

Las disidencias -algunas sutiles, otras más evidentes- en la cima del poder de una de las cinco provincias que gobierna Cambiemos quedaron claras cuando el gobernador envió, en octubre, la ley de paridad de género a la Legislatura Correntina. A través de su control de ambas cámaras, Colombi trabo el debate y obligó a su postergación.

“Ricardo tiene su postura, dice que la mujer tiene que llegar por mérito propio, Valdés dice que es mejor por Ley. Le propuso que se vote y listo”, contaron a La Nación cerca del gobernador. “Quedó para el año que viene”, contestaron, lacónicos, cerca de Colombi, tres veces gobernador correntino y actual integrante del Comité Nacional de la UCR. Colombi y sus espadas legislativas, comandadas por Sergio “checho” Flinta, también desairaron al gobernador con la denominada ley de compre correntino: Valdés la vetó, pero el senado correntino rechazó el veto y la dejó vigente. “Es una minucia, no es importante”, relativizaron cerca del caudillo provincial.

Valdés, que con la paridad de género apuntaba a ganar el voto joven y a los sectores (incluso peronistas) más reacios a votar a los candidatos oficialistas ya instalados, debió postergar el debate aunque también hizo su juego: semanas antes echó a su ministro de Economía, Enrique Vaz Torres, un histórico colaborador de Colombi, y puso en su lugar a Marcelo Rivas Piasentini, cercano a Carlos Vignolo, a cargo del Plan Belgrano y menos comprometido con el ex mandatario.-

 

La Nación

Deja tu comentario

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.