Boca: los dirigentes eligen a Gustavo Alfaro, pero quieren evitar un conflicto con Huracán.

36

En busca del nuevo DT.

La otra opción es Antonio Mohamed, con quien Nicolás Burdisso, flamante director deportivo, tuvo un contacto vía Skype.

El no de José Pekerman a la propuesta de Boca para hacerse cargo del buzo de técnico generó un problema para la idea general de Nicolás Burdisso en su nuevo cargo de director deportivo. Es que había depositado buena parte de sus intenciones en el ex entrenador de la Selección de Colombia. Incluso hasta había planificado una articulación entre la Primera y las Divisiones Inferiores. Avanzar en las otras opciones volvió a dividir la elección.

Gustavo Alfaro fue otro de los nombres que Burdisso apuntó con entusiasmo. Su perfil serio y la administración de un plantel que se reducirá fue lo que lo posicionó como la primera alternativa tras el no de Pekerman. Algo más: Alfaro siempre fue un hombre de confianza y de consulta sobre fútbol de Mauricio Macri en tiempos en los que el actual Presidente de la Nación era el titular de Boca. Pero tener que negociar con un entrenador que tiene un contrato vigente con Huracán es algo que genera más de un problema. Por eso, en la reunión de Comisión Directiva de ayer se definió que aunque es el principal candidato, Boca no quiere un conflicto con Huracán. Además, no les gustaría que el primer paso del flamante mánager implique una operación poco amable con el fútbol argentino. Ahora es Gustavo Alfaro, quien pasará las Fiestas en México, el que tiene que tomar una decisión.

La situación de Eduardo Domínguez, otro de los técnicos que analizó el director deportivo, ya había perdido potencia en la mirada de la Comisión Directiva. Sus buenos antecedentes en Huracán y Colón no reúnen los suficientes pergaminos como para dar un salto a Boca. A su favor estaba que no tiene equipo y que cuenta con gente en su cuerpo técnico que conoce el club. Más allá de ser el yerno de Carlos Bianchi, la mirada sobre él es positiva pero no para este momento del club. A la espera de una nueva comunicación, dejó en stand by su acuerdo con Nacional de Uruguay.

Entonces reapareció en escena el apellido de Antonio Mohamed, del gusto del presidente Daniel Angelici. La idea de Nicolás Burdisso fue igual a la que hizo con todos los entrenadores: comunicarse para hablar de fútbol y de su proyecto. Y lo hizo ayer vía skype. Con buena aceptación entre los dirigentes, el armado de su cuerpo técnico era un tema a resolver en el corto plazo y por eso había quedado de lado. Por estas horas, el Turco aparece como la principal alternativa de Alfaro.

Miguel Angel Russo (con un ayudante de campo con pasado en el club) y Rolando Schiavi (todavía en el cargo de entrenador de la Reserva) fueron otros apellidos que se tiraron sobre la mesa en una reunión de CD atravesada por la situación del entrenador. Incluso a un directivo de peso le ofrecieron al uruguayo Diego Aguirre, actualmente en San Pablo.

El toque sorprendente lo aportó Ricardo La Volpe. Ayer, en una nota con DirecTV, el Bigotón sumó un gran título: “Estoy para dirigir a Boca de taquito”. Muchos hinchas recordaron su paso como técnico xeneize en el torneo Apertura 2006, cuando el equipo no pudo aprovechar una gran ventaja de puntos y terminó perdiendo la final con el Estudiantes de Diego Simeone en cancha de Vélez.

En Patricios confían en en el contrato y en la palabra del DT

En la sede de la Avenida Caseros los dirigentes confían en dos cosas: en el contrato firmado por Gustavo Alfaro y en la palabra empeñada -en público y en privado- del entrenador. El presidente Alejandro Nadur, quien aún no habló con el técnico (se encuentra de vacaciones), sostiene que se respetará el contrato que une a Alfaro con Huracán hasta el último día de junio.

“Estamos convencidos de que más allá del interés de Boca, Gustavo va a seguir. No pensamos en ningún plan B. Incluso ya se habló de refuerzos para afrontar la Libertadores y todo lo que se viene”,  contó un dirigente de los más cercanos a Nadur.

Alfaro quiere un arquero titular ante la salida de Marcos Díaz (Agustín Rossi, Marcelo Barovero, Ezequiel Unsain), un volante central para alternar y un delantero de élite (la prioridad, Lucas Barrios).

Deja tu comentario

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.