20

A modo de confirmación de lo que ya se sentía en la calle, el Indec informó que durante el tercer trimestre de este año la economía cayó un 3,5%, luego de un segundo trimestre marcado por una baja interanual de 4,2%. Con dos trimestres consecutivos de perdida en el producto nacional, la economía se encuentra oficialmente en una recesión.
La cifra del período julio-septiembre combinó los momentos de salto cambiario entre fines de agosto y principios de septiembre, junto con la consolidación de los golpes inflacionarios y su efecto en el consumo minorista y la industria manufacturera.
El dato de PBI está compuesto por una oferta y una demanda globales. En la primera, el recorte general fue de 5,1% con un desplome en importaciones por 10,2%, producto del aumento en el tipo de cambio. Del lado de la demanda, si bien todos los rubros reflejaron una baja, los principales factores contractivos fueron la formación bruta de capital fijo (inversión en infraestructura y maquinaria) por 11,2% y las exportaciones por 5,9 por ciento.

 

Deja tu comentario

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.