Juicio a “El Chapo” en Estados Unidos: su abogado arroja una “bomba” y Peña Nieto se defiende

48

En el primer día de alegatos, en el arranque del juicio a Joaquín “El Chapo” Guzmán en Nueva York, su abogado lanzó una bomba: acusó al presidente Enrique Peña Nieto (y a su antecesor) de aceptar sobornos del Cártel de Sinaloa. Acto seguido, el mandatario de México salió a responder con una negativa. Y la fiscalía pidió que ese alegato sea desestimado.

Así, con polémica y escándalo arrancó  uno de los juicio más grandes contra el narcotráfico, en el que al Chapo se lo acusa de introducir unas 155 toneladas de cocaína a Estados Unidos durante 25 años.

Peña Nieto, y su antecesor, Felipe Calderón, negaron este martes haber recibido sobornos del cártel de Sinaloa, como denunció la defensa.

“El gobierno de @EPN (Enrique Peña Nieto) persiguió, capturó y extraditó al criminal Joaquín Guzmán Loera. Las afirmaciones atribuidas a su abogado son completamente falsas y difamatorias”, escribió en la red social Twitter Eduardo Sánchez, vocero de la presidencia mexicana.

Alegato basado en “rumores”

Los fiscales aseguran que la exposición inicial de la defensa de Guzmán, que se enfrenta a la cadena perpetua, se basa en rumores y viola órdenes judiciales.

El alegato inicial “estuvo tan repleto de irregularidades que la corte debe tacharlo completamente”, indican.

Reproducción fotográfica de un dibujo realizado por la artista Jane Rosenberg donde aparece el narcotraficante mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán./ EFE

Reproducción fotográfica de un dibujo realizado por la artista Jane Rosenberg donde aparece el narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán./ EFE

Pretenden que sea eliminada de las actas y que el juez Brian Cogan, encargado del caso, ordene al jurado no tenerla en cuenta. El paso dado por la fiscalía es inusual. Antes de que el magistrado tome una decisión, la defensa de Guzmán debe contestar por escrito a la moción de los fiscales.

En el arranque del juicio contra “El Chapo” este martes, Jeffrey Lichtman, uno de sus abogados principales, presentó a Guzmán como un mando intermedio del cártel al que el verdadero líder de la organización criminal, Ismael “El Mayo” Zambada, habría tendido una trampa.

Aseguró que “El Mayo”, como líder del cártel más importante en la historia de México, pagó sobornos al actual presidente de México y a Calderón. Las acusaciones desencadenaron un inmediato revuelo en el país latinoamericano.

Joaquín "El Chapo" Guzman, rodeado por policías, saluda a su esposa, durante le juicio. / AP

Joaquín “El Chapo” Guzman, rodeado por policías, saluda a su esposa, durante le juicio. / AP

“El Mayo” y “El Chapo” han sido considerados siempre cofundadores del Cártel de Sinaloa en 1989. Zambada es prófugo de la Justicia mexicana y tiene también una acusación abierta contra él en Estados Unidos.

“La exposición inicial del señor Lichtman estuvo permeada por argumentación indebida, defensa afirmativa inadvertida y rumores inadmisibles. La corte debe eliminarla e instruir al jurado a ignorarla”, insistió la fiscalía.

Acusado de 11 cargos de narcotráfico, conspiración y lavado de dinero, Guzmán, de 61 años, puede ser condenado a cadena perpetua solo con ser declarado culpable en uno de ellos. El principal es el de manejo de organización criminal.

El fiscal Adam Feels, izq. señala al Chapo durante el juicio en Nueva York. / AP

El fiscal Adam Feels, izq. señala al Chapo durante el juicio en Nueva York. / AP

Sus abogados confían en que desmontarlo podría tener un efecto dominó sobre el resto. Situar a “El Mayo” Zambada como verdadero líder del cártel les abre esa vía.

“El Chapo” fue extraditado por México el 19 de enero de 2017. El juicio contra él es el mayor por narcotráfico en la reciente historia de Estados Unidos.

El Chapo y Al Capone

Hubo un tiempo en el que el mayor suministrador de estupefacientes en el país -cocaína, heroína, marihuana y metanfetaminas- era el Cártel de Sinaloa, según la agencia antidroga estadounidense DEA.

La esposa del Chapo, Emma Coronel (centro) abandona los tribunales en Brooklyn. / AP

La esposa del Chapo, Emma Coronel (centro) abandona los tribunales en Brooklyn. / AP

El Gobierno lo calificó como “la mayor organización de tráfico de drogas del mundo”. Chicago declaró a “El Chapo” enemigo público número uno, un título que solo comparte con Al Capone.

Guzmán llegó a estar considerado como el narco más poderoso del mundo, por encima incluso de lo que fue Pablo Escobar (1949-1993), quien al frente del Cártel de Medellín sembró durante 15 años el caos en Colombia.

De hecho, el hueco en la distribución de droga en el continente que éste dejó al caer lo ocupó “El Chapo”. El apodo se lo debe a sus poco más de 1,60 metros de estatura.

Los distribuidores de cocaína colombianos le pusieron otro: “El Rápido”, por la velocidad con la que metía droga en Estados Unidos, según consta en los documentos de la fiscalía. Uno de los sistemas que empleaba eran túneles bajo la frontera en la que ahora quiere construir su muro Donald Trump.

Fuente: dpa y AFP

Deja tu comentario

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.