Donald Trump busca eliminar el derecho a la nacionalidad a los hijos de inmigrantes nacidos en Estados Unidos

40

“Queremos que nuestros hijos sean norteamericanos”, dicen en la caravana de migrantes que avanza por México hacia Estados Unidos. Y Donald Trump salió a responder con el tono electoral que más les gusta a sus seguidores de la América profunda y nacionalista. “Eso es ridículo y tiene que terminar”.

Hablando en una entrevista con Axios para el canal HBO, Trump  dijo: “Somos el único país del mundo donde una persona entra, tiene un bebé y el bebé es esencialmente un ciudadano de Estados Unidos por 85 años con todos sus beneficios”, aseguró el presidente.

“Es ridículo y se tiene que acabar (…) está en marcha y ocurrirá con una orden ejecutiva“, amenazó.

“Si solicitan asilo, los vamos a retener durante el tiempo que dure el juicio. Los vamos a retener, vamos a construir ciudades de carpas, vamos a construir carpas por todas partes”

"Si solicitan asilo, los vamos a retener durante el tiempo que dure el juicio. Los vamos a retener, vamos a construir ciudades de carpas, vamos a construir carpas por todas partes"

Donald Trump

Presidente de EE.UU.

Pero el presidente está equivocado. Existen numerosos países que otorgan la nacionalidad por nacimiento, como Canadá, México o Argentina.

Con todo, es la primera vez que un presidente de Estados Unidos va tan lejos en política anti-inmigración. Pero la retórica le viene bien de cara a las elecciones legislativas del próximo martes. La caravana es “el gran demonio que se cierne” sobre los estadounidenses. Y él está listo para protegerlos. Por eso también ya anunció que enviará a la frontera a por lo menos 5000 soldados, y armará “ciudades de carpas”, para encerrar a quien cruce la frontera.

Trump cree que centrarse en la inmigración animará a su base y ayudará a los republicanos a retener el control del Congreso.

Anticonstitucional​

Revocar la nacionalidad por nacimiento podría desencadenar una batalla legal sobre la capacidad unilateral del presidente de cambiar una enmienda a la Constitución. La 14ta Enmienda garantiza este derecho a todos los niños nacidos en Estados Unidos.

Preguntado por la legalidad de una orden ejecutiva de este tipo, Trump dijo: “Están diciendo que puedo hacerlo solo con una orden ejecutiva”.

El mandatario señaló que los abogados de la Casa Blanca están revisando su propuesta. No está claro qué tan rápido actuaría una orden ejecutiva. 

Una ciudad de carpas y 5000 soldados

Mientras la caravana de miles de centroaméricanos continúa su lenta marcha por México, y varias marchas más de inmigrantes cruzan desde Guatemala con la misma intención de llegar a Estados Unidos, Trump dio la orden de alojar a los miles de “invasores” en “ciudades de carpas” y contenerlos con los más de 5.000 efectivos militares, que ya empezaron a ser enviados a la frontera con México.

“Si solicitan asilo, los vamos a retener durante el tiempo que dure el juicio. Los vamos a retener, vamos a construir ciudades de carpas, vamos a construir carpas por todas partes”, amenazó en diálogo con su canal amigo Fox News. 

“No vamos a construir estructuras y gastar todos esos cientos de millones de dólares. Tendremos carpas, serán muy agradables, y ellos (los migrantes) van a esperar, y si no reciben asilo se van”, añadió.

“Cuando la gente se entere qué está pasando, verás que mucha menos gente vendrá”, siguió.

El Pentágono ya puso manos a la obra al plan de seguridad del presidente frente a la caravana de migrantes. “De aquí al final de la semana vamos a desplegar cerca de 5.000 soldados en la frontera suroeste”, dijo a la prensa el general de aviación Terrence O’Shaughnessy.

Este despliegue -muy superior a los 800 mencionados la semana pasada- representa un considerable incremento a la presencia militar en la frontera, donde 2.100 efectivos de la Guardia Nacional trabajan desde abril en tareas logísticas.

Pese a las amenazas, la caravana de hondureños seguía su avance por México y avanzó este lunes hasta Niltepec, en Oaxaca (sur), mientras centenares más entraban a ese país cruzando el caudaloso río Suchiate, en la frontera con Guatemala.

Recorrido de la caravana de migrantes que intenta llegar a Estados Unidos./ AFP

Recorrido de la caravana de migrantes que intenta llegar a Estados Unidos./ AFP

Según las autoridades fronterizas estadounidenses hay un grupo de cerca de 3.500 personas entre Oaxaca y Chiapas, y otro de cerca de 3.000 congregado en la frontera entre Guatemala y México.

En plena campaña por las cruciales elecciones legislativas del 6 de noviembre, Trump ha aprovechado la caravana de migrantes, a la que califica de “invasión”, para agitar su retórica anti-inmigración.

“Por favor, regresen, no serán admitidos en Estados Unidos a menos que pasen por el proceso legal. ¡Esto es una invasión de nuestro país y el ejército lo espera!”, dijo Trump este lunes.

La organización de defensa de los derechos humanos ACLU recordó que está prohibido por ley que el personal militar se encargue de las leyes migratorias, y que no hay una emergencia que justifique este despliegue.

Fuente: dpa, AFP y AP

Deja tu comentario

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.