Luciano De Cecco: “Jugar un Mundial en Italia tiene un sabor especial”

13

“¡Dale, Cachete!”. No hay caso. Por más que lo apuren, Luciano De Cecco es incapaz de perder su tranquilidad. Su actitud parsimoniosa, quizás un resabio de su Santa Fe natal, se condice con su personalidad. Así se apresta a conversar con Clarín, con el Mundial de Italia-Bulgaria a la vuelta de la esquina…

“Sé que este año estoy al frente del grupo, tanto como jugador como en mi rol de capitán. El hecho de que sea en Italia es un agregado especial, tiene un sabor especial, porque es una de las ligas más competitivas del mundo y además yo juego ahí”, cuenta el armador de 30 años, que en tierras europeas disputará su tercera copa del mundo. 

Ocurre que De Cecco es referente de la Selección, pero también es ídolo del Perugia, equipo en el que juega desde 2014, justo después de que terminara el Mundial de Polonia de aquel año. “Va a ser muy lindo, seguramente me cruce con mucha gente; conocidos, jugadores con los que uno comparte cosas en la liga; tenemos buenas expectativas”, asegura.

No es para menos lo de De Cecco. La pasada temporada fue Gardel en Perugia. La pasada temporada consiguió el triplete con el equipo italiano: la Liga, la Copa y la Supercopa. Fue capitán y figura.

De Cecco toma con mucha naturalidad su rol de líder y referente. Pero con su estilo. “Trato de no hablar mucho con los chicos; la ansiedad y los sentimientos van a estar a flor de piel ni bien empiece el torneo. De todas maneras, si necesitan algo, ahí tendremos que estar para apoyarlos en todo sentido”. 

Vaya si tendrá trabajo para calmar ansiedades. Es que de los 14 jugadores que estarán a las órdenes de Velasco durante la competencia, exactamente la mitad disputará por primera vez un Mundial: Agustín Loser, Tomás López, Lisandro Zanotti, Ignacio Fernández, Maximiliano Cavanna, Bruno Lima y Cristian Poglájen. 

No obstante, tener que asumir este rol protagónico no es algo que, a juzgar por sus sensaciones, le resulte incómodo. “Los más experimentados tenemos que ser los más calmados. Siempre los primeros puntos de los partidos son los más difíciles para los jóvenes o los menos experimentados, y es ahí donde más fríos tenemos que estar”.

Otro de los aspectos que ayudaron a Cachete a madurar fue su relación con la tenista argentina -también santafesina- Paula Ormaechea. Casados hace poco más de cinco meses, De Cecco asegura que su relación lo ayudó a madurar, aunque por tratarse de dos deportistas de alto rendimiento a veces la distancia se hace notar: “Nos llevamos bien; por supuesto que a veces lo negativo puede ser que estemos lejos, pero trato de sacarle siempre lo mejor”.

La Selección viajó el martes pasado rumbo a Europa, donde afrontó dos amistosos frente a Holanda para preparar el debut frente a Bélgica. 

Cauto respecto a sus rivales, De Cecco asegura: “No será un grupo fácil. Por supuesto que Italia al ser local es el favorito, también por una cuestión de juego. Pero no nos podemos relajar; Bélgica es el primer partido y siempre es difícil, podemos ganar y perder con todos. Eslovenia, Japón y República Dominicana también pueden complicarte”.

En Bulgaria-Italia, Luciano De Cecco encarará su tercer Mundial con la Selección argentina de vóleibol. Referente de grupo, en el país donde es ídolo y reconocido por toda una ciudad, buscará llevar a Argentina a lo más alto posible en el último torneo con Julio Velasco al frente del plantel.

Deja tu comentario

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.