Proyectan la habilitación de un nuevo portal de acceso a los Esteros.

186

Se denomina “Proyecto Aventura Iberá-San Antonio”. Se desarrolla en un punto estratégico del predio de la antigua Fundación San Nicolás y contempla la creación de un centro de recreación, educación y turismo activo.

El Gobierno provincial, a través del Instituto de Desarrollo Rural y el Comité Iberá, trabaja en la habilitación de un nuevo portal de acceso al humedal. El denominado “Proyecto Aventura Iberá-San Antonio” se desarrolla en un punto estratégico del predio de la antigua Fundación San Nicolás y contempla la creación de un centro de recreación, educación y turismo activo del Iberá.

Ante la preocupación que generó en productores de San Miguel y Loreto que usufructúan los terrenos de la antigua fundación San Nicolás, hoy en manos de la Provincia (traspasado por Ley Orgánica de Ministerios 6233 art 24 al Idercor), el organismo provincial explicó los alcances de las tareas que se vienen desarrollando en el predio que en su totalidad ocupan 3.100 hectáreas y de los cuales se trabajan en 4 de ellas.

“Queremos generar un polo de desarrollo local que se complemente a las actividades que se realizan junto a los productores en esa zona y, ante algunas versiones, desmentimos la construcción de un hotel”, dijo el titular del Idercor, Vicente Picó.

“El objetivo general del proyecto es la habilitación de un portal de acceso, con un centro de interpretación para la difusión turística de los Esteros y fundamentalmente generar un polo de desarrollo local que beneficie directamente a los pobladores de las ciudades de San Miguel y Loreto. Muestra de ello es la revitalización de la hotelería en esas localidades, apuntar al mejoramiento de la oferta gastronómica y la producción agrícola y artesanías ofreciendo a las mismas en puntos de ventas habilitados al efecto, sobre la ruta nacional 118”, explicó Picó.

El funcionario aclaró que, entre los considerandos del proyecto, no existe la instalación de un hotel en el casco del predio sobre el cual se está trabajando en la actualidad ni tampoco un desalojo masivo de pobladores, ya que hace varios meses se viene conversando con la única familia existente en el lugar. “Hay una cuestión administrativa y otra operativa en esta situación. La primera nos obliga como propietarios del predio a reubicar a esa familia, para lo cual venimos conversando con el núcleo familiar para no solamente relocalizarlos, sino avanzar con un terreno propio y hasta la construcción de una vivienda”, indicó.

Anunció además que hay una decisión provincial de seguir con el trabajo en el resto del predio. “Esto implica acordar con productores de la zona y aledaños al predio la cesión de tierras para su explotación bajo forma de comodato, sin cargo, facilitando insumos (gasoil, semillas, herramientas) y un seguro contra riesgos de accidentes, para todas aquellas personas que ingresan al predio a trabajar en las fracciones de tierra cedidas”, explicó Picó.

Gentileza: Diario La República.

Deja tu comentario

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.