Dos correntinos iban en el pesquero Rigel, desaparecido en Chubut.

261

Son Pedro Mieres y Rodrigo Blanco, de Empedrado. El buque comunicó su última posición en la noche del viernes. Estaba a 220 km al sureste de Rawson.

Pedro Luciano Mieres, nacido en la capital provincial, y Rodrigo Javier Blanco, nacido en Empedrado, ambos marineros, son los dos correntinos que forman parte de la tripulación del buque pesquero Rigel, desaparecido en el mar Argentino. El último contacto con el buque fue en la noche del viernes, aproximadamente a las 23, cuando comunicó su última posición: a 11 millas náuticas (alrededor de 220 kilómetros) al sureste de la ciudad de Rawson, Chubut.

La Prefectura Naval Argentina (PNA) puso en marcha este sábado un operativo de búsqueda y rescate. La fuerza informó el hallazgo de un cuerpo en la zona de búsqueda del pesquero y que “se encontraron salvavidas circulares con la inscripción del barco” y la radiobaliza del buque.

Según el despacho de salida del Rigel, los tripulantes de la embarcación son nueve. Además de Mieres y Blanco, iban en el buque Salvador Taliercio, capitán; Rodrigo Javier Sanita, segundo patrón, nacido en Mar del Plata; Néstor Fabián Rodríguez, maquinista, nacido en Viedma; Nahuel Navarrete, marinero; Carlos Daniel Rodríguez, marinero; Jonatan Javier Amadeo, marinero, y Cristian Maximiliano Osorio, engrasador.
Según informó ayer Radio Dos, Mieres y Blanco son de Empedrado. Familiares y allegados de los tripulantes correntinos confirmaron a la emisora que viajaban a Mar del Plata.

A punto de cumplirse un año del hundimiento del pesquero Repunte, que costó siete vidas y con la incertidumbre aún viva por la suerte de los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan, se confirmó la pérdida de contacto con el buque Rigel. Con una dotación de nueve hombres zarpó el martes desde Mar del Plata para sumarse desde este fin de semana a la zafra de langostino.

El rastrillaje dispuesto por Prefectura Naval Argentina, luego del aviso de emergencia que se emitió a la 1.48, permitió dar con un cuerpo, que hasta ayer no fue identificado; un salvavidas del pesquero, algunos cajones y manchas oleosas.

La embarcación navegaba con rumbo Sur a unas 111 millas al sudeste del puerto de Rawson y enfrentaba condiciones hidrometeorológicas muy adversas, con olas de más de 5 metros de altura y vientos que promediaban los 40 kilómetros por hora. Restaba un tramo para posicionarse en la zona donde iniciaría sus capturas, por lo que estaría descartado algún incidente con maniobras o artes de pesca.

El operativo.

Dos guardacostas, un avión y dos helicópteros de la fuerza de seguridad compartieron ayer el operativo de búsqueda. Por la tarde se sumó un avión de la Armada Argentina y desde el inicio hubo una espontánea y pronta colaboración de otros buques pesqueros, informó la Prefectura.
El prefecto mayor Gabriel Cartagénova, a cargo de Zona Norte de Mar Argentino de la PNA, confirmó que eran más de 20 las embarcaciones desplegadas con reflectores para la búsqueda de noche.
Hasta última hora de este sábado se desconocía la identidad del cuerpo rescatado por tripulantes del pesquero “José Américo”. En ese buque los trasladaron a Rawson para la correspondiente autopsia e identificación.

Familiares de los marinos buscados se concentraron durante el día en la sede marplatense de la Prefectura, donde recibieron los correspondientes partes, con novedades poco alentadoras.
Además, anoche, en la sede del Consorcio Portuario Regional Mar del Plata, se reunieron con las autoridades –entre ellas, el ministro de Agroindustria bonaerense, Leonardo Sarquís–, quienes les brindaron el apoyo para asistirlos en distintos aspectos, como el transporte para llegar a la Patagonia. Se les brindará el próximo informe este domingo al mediodía en la sede de Prefectura Naval Argentina y les anticiparon que habrá un segundo parte a las 17.-

Con información de La Nación y Prefectura Naval.

Deja tu comentario

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.